Blogia
LA DULCE MENTIRA DE LA REALIDAD

EL FILO

No te preocupes por nada, estamos solos. La noche es tranquila, y esa tranquilidad debería recorrer tu cuerpo.

¡No! No tengas miedo… ¿Qué mejor que estar conmigo en esta preciosa noche? ¿Oyes? Los pequeños grillos cantan para ti, el silencio alrededor te arropará… ¡Oh! ¿Lloras de emoción? Yo también puedo sentirla. Esta noche va a ser nuestra para siempre. Llevo tiempo preparándolo todo. Esta silla por ejemplo, donde posas cómodamente… Si, ya lo sé. Las cuerdas pueden apretar un poco, pero era la única forma de que entendieras nuestro destino, tu destino a mi lado.

He soñado tanto tiempo con esto, y ahora mi sueño se hace realidad. Has venido a mí. Me elegiste en aquella página de contactos… He de reconocer que hice trampas, sí, tuve que encargarme de aquel estúpido, pero estamos en su casa, y no está nada mal. Espero que no te haya resultado demasiado desagradable verlo colgado en el comedor.

Esta habitación, con la luz de las velas, con este aroma a incienso… No me digas que no es romántico. Yo siempre he sido un romántico y hoy quería demostrártelo. Mira, voy a ponerme detrás de ti. ¿Sientes mi calor? ¡No grites! Escucha mis susurros mientras acaricio tu suave pelo, así… Mucho mejor… ¿Sientes el filo? Tan suave, tan frio… He reservado este cuchillo para ti, virgen, puro… Ahora, fúndete con él, así… Siéntelo, ¡sí!

¡Qué belleza! Mírame, ¡mírame! Sangras con fuerza. Déjate llevar por la noche mientras beso tus labios por última vez…

¡Oh! ¡Tienes tanta belleza con los ojos cerrados! Ha sido maravilloso disfrutar de este momento a tu lado…

¡Voces! ¿Quién se atreve a romper este momento? Espérame aquí.

Oigo pasos… ¡Está subiendo por la escalera! Le daré un escarmiento, sí… ¿Cómo? No hay nadie… ¿Pero qué? Ahora los pasos vienen por el pasillo. ¿Me estaré volviendo loco? ¡Ja, ja, ja! Siempre he oído voces… Me pedían que las liberara, que les diera mi amor, que las guiara hacía su destino… Al final resultaban ser unas malditas desagradecidas, aunque esta noche ha sido diferente. Hoy he sentido tanto amor, ¡tanta belleza en su agonía!…

Las otras… Jóvenes en busca de nuevas emociones, perdidas en ideales fuera de la realidad. ¿Qué se habrían creído? ¡Ignorantes! Yo las saqué de aquella espiral tóxica, las atraje a mí y las liberé de sus pecados, sí, todas ellas merecían morir, perder el aliento mientras mis manos estrechaban sus cuellos… ¡Ah! Pero hoy ha sido diferente, sí, hoy ha sido un acto de amor puro… ¡Ja, ja, ja! Amor puro… Amor…

¿Qué ha sido eso? ¡Sal de ahí, maldita sea!

Oigo susurros en el comedor, bajaré a ver. Sea quien sea lo va a pasar muy mal esta noche.

No veo a nadie. ¿Cómo sabes mi nombre? ¿Dónde estás? ¿Qué diablos ha sido eso? ¡Ah! Qué frio hace de repente… ¡Una sombra! ¿Có… cómo? ¡Tú! Pero si yo mismo te he colgado… Estás ahí… Y aquí… ¿Carla? Oigo las voces detrás de mí, pero no hay nadie… ¡No! ¡Estáis muertos! ¡Dejadme!

¡Oh! ¿Tú también? Creía que esta noche se había cumplido nuestro sueño. ¿Qué ha sido de ese beso? No… No me mires así… Sabes que era lo mejor ¡Basta! ¡Me voy de aquí! ¡Dejadme en paz! ¿Tú también Marta?

Mi cuerpo tiembla, estoy sudando y me falta el aire… Esto debe de ser una pesadilla, ¡No! ¡No os acerquéis!

¡Yo he sido vuestro salvador! ¡Deberíais venerarme! Esas miradas… ¡Dejad de atormentarme!

Deben ser alucinaciones, sí, lo que he tomado antes de comenzar la noche… Eso será… Cerraré los ojos y cuando los vuelva a abrir, todo habrá sido fruto de mi imaginación… Así… Nada es cierto ¿verdad?

¡Ah! ¡No me toquéis! ¿Qué queréis de mí? ¿Qué suba arriba? Vale, así lo haré…

¿La ventana? ¡No puede ser! ¡Judith! ¡Andrea! ¡Sara! ¿Habéis venido a por mí? ¡No te acerques! ¡No voy a lanzarme! ¡No! ¡Nooooooo!

***

― ¿Qué ha pasado aquí?

― Se ha tirado por la ventana con intención de suicidarse, pero sigue vivo. Según los médicos que lo han atendido quedará paralítico.

― ¿Era el hombre que estábamos buscando? ¿El estrangulador?

― Sí, pero esta vez ha cambiado el modus operandi. Ha ahorcado al dueño de la casa y degollado a una chica de mayor edad que las que solía asesinar. El escenario es desolador…

― Menos mal que todo ha terminado. Este tipo de casos me sacan de quicio…

― Me ha impactado bastante el rostro del asesino. Tenía la mirada perdida, parecía aterrorizado.

― Igual se ha arrepentido de sus actos… O bien las sombras de sus víctimas se han cobrado justicia…

― Quien sabe… Quien sabe…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres